Información Ayudas Económicas

AYUDAS ECONÓMICAS: ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ

Los sistemas universitarios públicos y privados en los Estados Unidos, y una buena medida, también en Canadá, ofrecen una amplia amalgama de posibilidades para ayudar a sufragar los costos de los programas graduados. Esos costos son comparativos más altos en los Estados Unidos que los que prevalecen en Canadá, Gran Bretaña, los 27 países agrupados bajo la Unión Europea y los sistemas universitarios públicos y privados en América Latina, siendo estos últimos los que tienen los costos de matrícula más bajos; en algunos casos, gratuitas para sus nacionales.

Las ayudas económicas al nivel graduado en los Estados Unidos y Canadá se agrupan en tres grandes conjuntos de tipos de ayudas, siendo el tercero el menos apetecible. Es muy importante que entiendas que a este nivel NO existe programa nacional alguno de ayudas económicas similar a la Beca PELL. Ese tipo modelo de solicitud única basado en criterios de la necesidad económica del solicitante NO existe a este nivel. En su lugar todos los programas y prebendas organizadas con el objetivo de proveer algún tipo de ayuda monetaria al nivel de los estudios graduados está exclusivamente en un modelo de excepción y competencia. Esto quiere decir, las ayudas y asistencia económica se otorga basado en la competitividad excepcional de cada estudiante y la recomendación que se hace de esa persona para que sea recipiente de algún tipo de ayuda, beneficio o inclusive, empleo (eje. asistencia de investigación).

Es muy importante que entiendas que los factores de necesidad económica, el costo elevado de los estudios graduados y los gastos personales que le acompañan NO son criterios utilizados en la consideración y selección de potenciales beneficiarios de una beca o programa de asistencia económica. SOLAMENTE son considerados criterios de excelencia y competitividad académica. Para ver los tipos de ayudas económicas (pinche aqui)

AYUDAS ECONÓMICAS: AMERICA LATINA

Los sistemas universitarios públicos y privados en América Latina guardan similares, pero también importantes diferencias con los estadounidenses y canadienses tanto a nivel filosófico, prioridades e inclusive el itinerario de sus calendarios. Los sistemas universitarios latinoamericanos son ante todo, sistemas nacionales. Esto es, su principal preocupación es atender la población nacional de estudiantes y las necesidades e inquietudes del país traducidos a una política pública nacional. Los sistemas universitarios privados se adhieren a este lineamiento y no discrepan fundamentalmente de este posicionamiento. No obstante, el crecimiento económico que ha experimentado la región durante los pasados 25 años y la mundialización de prácticamente todas las economías regionales, ha llevado a un paulatino cambio de paradigma universitario, basado en la persecución de una internacionalización y competencia de las principales instituciones académicas en el plano mundial. Esta tendencia no se ha limitado a países como la Argentina, Brasil y México, que ya cuentan y tienen un reconocido peso internacional, sino que se ha ampliado a otros países. Específicamente a, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y Uruguay. Las opciones hoy de estudio son mucho más amplia, así como la oferta de programas de magister y doctorados y por supuesto, de becas y apoyos económicos.

Es muy importante tener en cuenta que la mayoría de los más grandes y prestigiosos sistemas universitarios latinoamericanos son públicos, además de nacionales. Aunque existen importantes y prestigiosas universidades privadas, éstas son mucho menores en número y la mayoría están asociadas con la Iglesia Católica, ya sea como instituciones universitarias congresionales (pertenecen o son operadas por una orden religiosa católica), seculares-laicas (se identifican con la religión católica, pero son operadas por una sociedad anónima sin fines de lucro) o son pontificias (son acreditadas y se adhieren a la filosofía educativa de la Santa Sede en el Vaticano). Estas universidades ofrecen sus propios programas de estudio, becas y diferentes planes de ayudas económicas y te corresponde a ti identificarlos si has seleccionado una institución dentro de este grupo.

Los costos de matrícula de las universidades públicas latinoamericanas son bien bajos y en algunos casos, son gratuitas para sus nacionales y ofrecen bien bajos costos por créditos a estudiantes internacionales, sobretodo, si provienen de otros países latinoamericanos. Las necesidades económicas para estudiar en ciudades como Buenos Aires, Bogotá, Sao Pablo o Ciudad de México  no reside en los costos de matrícula, sino en los costos de vida en la ciudad. América Latina cuenta con cinco ciudades clasificadas como ALFA. Esto quiere decir, que aparecen entre las 15 ciudades más grandes y económicamente importantes en el mundo. Los costos per cápita de vida en Buenos Aires, Ciudad de México, Sao Pablo, Río de Janeiro y Santiago de Chile son comparables con ciudades del calibre de Londres, Berlín, Madrid, Tokio o Nueva York. Así que la vida en estas ciudades no es barata, aunque abundan las alternativas. El crecimiento y desarrollo económico ha elevado a la categoría de ciudades BETA a zonas metropolitanas como Bogotá, Cartagena de Indias, Lima, Brasilia, Recife, Montevideo, Puebla, Monterrey y Ciudad de Panamá, para mencionar algunas. Aquí también se han elevado los costos per cápita de vida, y aunque existen alternativas de costos, la vida tampoco es barata. Afortunadamente, los costos se reducen significativamente, gracias a a estas ciudades cuentan con extensos sistemas para el transporte colectivo, reduciendo los costos para el transporte y la movilidad. Al ser ciudades peatonales, la localización de sitios para la compra de alimentos, materiales de todo tipo y provisiones en general es abundante y por lo general están localizados a una distancia de a pie, muy diferente a nuestra experiencia en Puerto Rico. . Para ver los tipos de ayudas económicas (pinche aqui)